Juan Seņor tuvo que colgar las botas por una dolencia cardiaca.
Por Jose
Publicado: Septiembre 19, 2008

Juan SeñorEn Marzo de 1990, Juan Antonio Señor tuvo constancia de que debía abandonar el fútbol definitivamente tras viajar a Italia para someterse a unas pruebas despues de varios sincopes que había sufrido. El diagnóstico del cardiólogo italiano Francesco Furlanello señaló que Señor padecía una arritmia hiperactiva ventricular mayor por lo que el jugador tuvo que suspender toda su actividad deportiva ya que lamentablente no se trataba de una dolencia pasajera.

A pesar de sus esfuerzos por aparentar naturalidad, el jugador zaragocista convocó una conferencia de prensa, y no se extendió en detalles sobre el alcance de su dolencia: "Espero que no me impida hacer vida normal", manifestó. El médico italiano aseguró que el futbolista no podía jugar, ya que volverían a reproducirse sus trastornos. Si la arritmia se producía durante un partido podría acarrear la pérdida de conocimiento, presentarse sin previo aviso, con parada cardiaca o con síntomas de alarma previos. Como jugador tenía que abandonar los campos para vivir tranquilamente como hombre.

Radomir Antic, entrenador del Real Zaragoza, reconoció que esperaba noticias mejores de las pruebas realizadas y añadió la tristeza que le producía que un deportista debiera terminar su carrera de esa forma.  Señor, con 31 años en esos momentos, no tenía que demostrar nada a nadie, aunque su deseo era finalizar su contrato en el Zaragoza. Fueron momentos muy duros para el jugador y para todo el zaragocismo y resultó muy fuerte escuchar que no podía seguir jugando al fútbol.